La huella digital es una poderosa fuente de información que registra nuestra actividad en internet. Por tanto, es algo así como el rastro que dejamos en línea: aceptando términos y condiciones, descargando aplicaciones o consultando información en los buscadores. Todo esto es aprovechado por la analítica digital para su explotación con fines comerciales.

La huella digital, un elemento más de la seguridad de las empresas

La información disponible y accesible en la red que conforma nuestra huella digital puede ser extraída y utilizada con otra finalidad más allá de la comercial.

A mayor perfilado, mayor es la capacidad de manipulación y más herramientas estamos ofreciendo al delincuente para efectuar ataques como la suplantación de identidad, fraude online, estafas y engaños, extorsiones, fuga de datos, y por supuesto, ataques en el plano de la seguridad física.

Otros riesgos asociados a la huella digital, que pueden deteriorar la imagen y reputación de marca, son los comentarios y afirmaciones públicas que resulten desafortunadas o inapropiadas por algún motivo, por el componente ideológico, por ejemplo. Este caso tiene mayor repercusión entre los perfiles de gran responsabilidad, directivos y altos cargos que representan a sus empresas en todas sus acciones, incluido el plano personal.

Por todo ello, evaluar la exposición y huella digital de personas y organizaciones, averiguando qué información se encuentra disponible, dónde está y qué riesgos conlleva, es de vital importancia para reducir nuestra vulnerabilidad frente a terceros con intenciones delictivas.

Leave A Comment

avatar-testimonial-courses

¡Muy buenos profesionales! El tarto es amable y correcto. Contenta de haber contratado a VITEN Seguridad.

Ana Belén S. M.